Balneario Fuenteamarga (Cádiz)
956 40 05 20

El descubrimiento de estas prodigiosas aguas fue debido a la casualidad.

Se cuenta, como real, la historia de un perro lleno de eccemas que acompañaba diariamente a su amo en las faenas del campo. Su aspecto exterior era naturalmente repugnante, pero los vecinos del pueblo y su propio dueño advirtieron que a medida que pasaban los días la piel del pobre animal se iba normalizando.

Extrañados por su evidente curación, sin haberse empleado remedio humano alguno para ello, decidieron averiguar cuál era la causa. Y fue su mismo dueño quien la descubrió.

Un buen día comprobó que el perro se desviaba del camino habitual y se dirigía hacia un arroyo donde se revolcaba a placer.

Comentando el caso con cierta cautela y desconfianza, varias personas afectadas por dolencias de la piel imitaron al animal, encontrándose con la gratísima sorpresa de que experimentaban idénticos progresos en sus enfermedades.

A partir de entonces fue extendiéndose la fama de aquellas aguas “milagrosas” hasta que, ante el cada vez mayor número de enfermos que acudían a ellas, se pensó en la construcción de un balneario.

 

 

 

 

reservar

TEMPERATURA 40,5
PH 7,4
 
SUSTANCIAS DISUELTAS
ANIONES mg/L
CL-  44,8
 F-  3,5
HCO3   207,4
CO3   0
NO3  0
SH-  0
SO4  192,8
 CATIONES  mg/L
 NA+  43,9
 K+
 Li+ 0,1 
 Ca++  79
 Mg++  32,9
 Sr++  0
 Fe total  0,2
GASES DISUELTOS mg/L
CO2 9,9
SH2 0
RADIOACTIVIDAD
ACTIVIDAD Bq/L
RADON 0